Saturday, July 07, 2007

El Teléfono de Jesús



Lo que Apple no nos dijo sobre el iPhone

NUEVA YORK -- En enero, el director ejecutivo de Apple, Steven P. Jobs , anunció en la conferencia Macworld que su compañía estaba a meses de distancia de sacar a la venta su "revolucionario" dispositivo portátil, una máquina que combinaba teléfono celular, música e Internet. Jobs mostró un prototipo de iPhone, y era deslumbrante; tan hermoso y elegante que parecía diseñado por los dioses. ¿Quién habia visto antes una pantalla tan maravillosa? ¿O funciones tan asombrosas en un empaque tan delgado? ¿O tantos nuevos detalles? El 29 de junio, finalmente salió a la venta el "teléfono de Jesús", como lo llamaron algunos bloggers tecnológicos, con un precio enorme de 499 ó 599 dólares, dependiendo de si se compra un iPhone de 4 ó de 8 gigabytes. Pero fue el 27 de junio, realmente, que el alboroto por el iPhone empezó a generar un crescendo orquestado por Jobs.Ese fue el día en que se publicaron las primeras críticas. Hubo sólo cuatro de ellas, ya que Apple sólo había permitido a cuatro críticos seleccionados, entre ellos Walter S. Mossberg de The Wall Street Journal y David Pogue de The New York Times, someter a prueba al iPhone.Todos se entusiasmaron. "Una computadora bella y muy avanzada", escribieron Mossberg y Katherine Boehret, su asistente de campo en The Wall Street Journal . "Hace cosas que ningún teléfono ha hecho antes", escribio Pogue.Pero Pogue también señaló que "carece de características encontradas incluso en los teléfonos más básicos", y en el curso de su crítica enlistó varias desventajas. No tenía marcación por voz. La red de celulares de AT&T era tan lenta para el acceso a Internet que le hacía a uno anhelar la marcación. Mossberg escribió que uno tiene que cambiar a una visión de teclado distinta -- el iPhone tiene dos -- cada vez que quiere insertar una coma o punto. ¿Cuán molesto es eso?Pero en lo profundo de la crítica de Pogue estaba el párrafo que me consternó. Al señalar que el iPhone, singular entre los teléfonos celulares, no tiene una batería removible, Pogue escribió: "Apple dice que la batería empieza a perder capacidad después de entre 300 y 400 cargas. Eventualmente, se tiene que enviar el teléfono a Apple para el reemplazo de la batería, al igual que se hace ahora con un iPod, por una tarifa".¿Eh? Eso no puede ser, ¿verdad? ¿Apple realmente esperaba que la gente enviara por correo sus iPhones a las oficinas centrales de Apple y esperara que la compañía lo regresara con una nueva batería? Ya era bastante malo que la compañía lo hiciera con el iPod, ¿pero un teléfono celular? Los teléfonos celulares se han convertido en una parte crítica de la vida diaria, algo de lo que apenas podemos prescindir una hora, mucho menos días a la vez. Seguramente, Jobs se dio cuenta de eso.¿Verdad?Cuando uno hace lo que yo hago para ganarme la vida, este tipo de cuestión es regularmente bastante fácil de solucionar. Uno llama a un portavoz de la compañía, y recibe una respuesta. Pero en Apple, donde según la tradición de Silicon Valley incluso los conserjes tienen que firmar acuerdos de confidencialidad, no existe algo así como una respuesta directa. Sólo confusión .

FUENTE MSN

2 comments:

Zegim said...

Apple generó tanta expectativa con el iPhone que va a ser muy difícil que cumpla con lo que se espera de este teléfono. Por los reportes de prensa, se podría pensar que el iPhone es el último aparato que ocuparas en tu existencia y que por el sólo hecho de tenerlo, tu vida mejorará en todos los sentidos.
En lo personal, me parece un teléfono ridículamente caro que no hace nada excepcional ni tiene ninguna cualidad que me haga decir "lo necesito, lo quiero, lo deseo", excepto estar hecho por Apple. Oh, pero olvide que a mi Apple me importa muy poco.

Emm@nuel said...

y yo lo quiero... jajaja