Tuesday, December 05, 2006

Las Posadas y Villancico


Las posadas fiestas tradicionales de fin de año, se celebran en México desde hace 398 años.
Remontémonos más allá del periodo colonial.
Los antiguos mexicanos celebraban en la época invernal el advenimiento de Huitzilopochtli, dios de la Guerra, que se efectuaba en el mes llamado Panquetzaliztli, correspondiente en el calendari
o juliano al lapso que va del 7 al 26 de diciembre, temporada que coincidia con la práctica europea de celebrar la Navidad.
Probablemente fueron religiosos agustinos quienes promovieron la sustitución de personajes en estas festividades en su tarea de evangelización, desapareciendo a Huitzilopochtli del culto, pero mantuvieron la celebración durante la misma época, con características diferentes y siguiendo la tradición cristiana.
Los religiosos encargados de la evangelización representaron en las posadas el peregrinar de José y María a su salida de Nazaret en camino a Belén y, posteriormente, el nacimiento de Jesús. Esta representación se conforma de nueve posadas, que se inician el 16 de diciembre y consiste en solicitar alojamiento en ese simbólico camino a Belén hasta el día 24, fecha del nacimiento de Jesús.
Uno de los lugares donde se establecieron los agustinos, fue el pequeño pueblo de San Agustín Acolman, situado a unos cuarenta kilómetros al noroeste de la Ciudad de México, en el camino a Teotihuacan. En este lugar se originó la práctica de las posadas, cuando en 1587 fray Diego de Soria obtuvo del Papa Sixto V una bula (permiso) en la que autorizaba la celebración en Nueva España de unas misas llamadas de aguinaldo, del 16 al 24 de diciembre, y que se llevaban a cabo en los atrios de la iglesia. Entre estas misas se intercalaban pasajes y escenas de la Navidad.


Villancico Para Pedir Posada


Los Peregrinos...
En el nombre del cielo,

yo os pido posada,

pues no puede andar,

mi esposa amada.
Los de adentro contestan...
Aquí no es mesón, sigan adelante,

no les puedo abrir, no vaya a ser un tunante.
Los Peregrinos...
No sean inhumanos

Denos caridad

Que el dios de los cielos

Se lo premiará
Los de adentro contestan...
Ya se pueden ir, y no molestar

Porque si me enfado

Los voy a palear
Los Peregrinos...
Venimos rendidos

Desde Nazaret

Yo soy carpintero

De nombre José
Los de adentro contestan...
No me importe el nombre

Déjenme dormirPues yo ya les digo

Que no hemos de abrir
Los Peregrinos...
Posada le pido, amado casero,

pues madre va a ser,la reina del cielo
Los de adentro contestan...
Pues si es una reina, quien lo solicita,

como es que de noche, anda tan solita.
Los Peregrinos...
Mi esposa es MaríaReina del cielo

Y madre va hacerDel divino verbo
Los de adentro contestan...
Eres tu José Tu esposa es María

Entren peregrinosNo lo conocía
Los Peregrinos...
Dios pague señoresNuestra caridad

Y os colme el cieloDe felicidad
TODOS...
Dichosa la casa
Que abriga este día
A la virgen pura
La hermosa María.
Entren Santos Peregrinos, Peregrinos...Reciban este rincón,que aunque es pobre la morada,la morada...os las doy de corazón.


PIÑANTAS

El complemeto indispensable en las posadas son las piñatas que tiene un origen bastante incierto, aunque llegaron a México por medio de los colonizadores españoles y éstos, a su vez, las conocieron por los italianos.
Por algunas informaciones se atribuye a Marco Polo haber llevado las piñatas a Italia en el siglo XII después de que las conoció en oriente.
En efecto los chinos confeccionaban una figura de vaca, de buey o de búfalo cubierta con papeles

de colores a la que le colgaban instrumentos agrícolas.
Esta figura servía para realizar una ceremonia al inicio de la primavera, que coicide con el año nuevo chino, los colores de la figura representaban las condiciones en que se desarrollaría el año, en relación con la agricultura.
El buey o la vaca estaban rellenos de semillas de cinco clases que se derramaban cuando los mandarines las golpeaban con varas de diferentes colores.
Después de haberla vaciado, se quemaba el papel y era el momento en el que la gente trataba de obtener un poco de esas cenizas ya que eran consideradas de buena suerte para todo el año.
Al pasar esta costumbre a Europa tuvo otra aplicación, ya que con otras creencias religiosas se le adoptó para la Cuaresma; al primer domingo se le llamaba Domingo de Piñata. Esta era una olla de barro con papeles de colores que estaba llena de dulces, y para romperla, se vendaban los ojos.
Cuando llegó a América, y considerando su ambiente festivo, se le usó para atraer a la gente a las ceremonias religiosas. Posteriormente el pueblo se apropió de ella para las celebraciones populares y fue así como se ha conservado entre nosotros.
Puede aventurarse, sin embargo, que las piñatas en nuestro país son producto del sincretismo cultural. Si las teorías sobre su origen son diferentes, no lo son menos acerca de su simbolismo.
Mas entre todas las interpretaciones que se han formulado la más común es la de que representa la lucha que sostiene el hombre valiéndose de la fé, simbolizada por el palo para destruir el maleficio de la pasiones, que originalmente tiene siete picos que representan los siete pecados capitales de la religión cristiana.
Las formas clásicas de las piñatas han sido estrellas, animales, frutas y flores, pero también se han representado personajes de la época como sátira política.
Con el empleo de la piñata durante todo el año para cumpleaños y fiestas populares han proliferado figuras de historietas, películas y programas de televisión. También a cambiado la elaboración, pues tradicionalmente se utiliza una olla de barro a la que se le pegan los elementos decorativos ya que actualmente sólo se usa cartón y papel.
Es usual que una piñata se llene con frutas de la temporada decembrina: cacahuates, jícamas. naranjas, limas, tejocotes, cañas, y en ocasiones se le agreguen dulces. También existe otro tipo de piñatas, a las que se les llama "de trampa" rellenas con harina, confeti o "agua florida".
Existen pueblos de alfareros que se dedican a hacer "ollas piñateras", como ellos las llaman, estas ollas llegan a los mercados a donde la gente puede adquirirlas. Posteriormente les aplican engrudo con el que pegan el papel periódico que servirá de base para darle la forma que se desea, usando papeles de colores más apropiados.
Cuando se va a romper la piñata, ésta se cuelga con un lazo sostenido desde sus dos extremos por personas que la mueven tratando de que no la rompan pronto. Por su parte, quienes intentan romperla, deben tener cubiertos los ojos, y les darán vueltas hasta hacerles perder la noción del espacio de manera que no sea fácil romperla.
Con la desaparición de los villancicos, se perdió una parte importante de esta celebración. Sin embarago, los cantos de piñatas y los que destinan a la colación, a los invitados y anfitriones, entre otros, dan la oportunidad para que se elaboren nuevos versos, que se enriquecen constantemene en cada región. Algunos perduran, pero otros, por sus mismas características locales, tienden a desaparecer. Para la piñata los mas conocidos son:
Dale, dale, dale,
no pierdas el tino,
mide la distancia,
que hay en el camino.
La piñata tiene caca,
tiene caca,
tiene caca,
cacahuates de a montón.
Esta piñata
es de muchas mañas,
sólo contiene,
naranjas y cañas.
Andale niño,
no te dilates,
con la canasta
de los cacahuates.
Las piñatas fueron utilizadas por los evangelizadores para mostrarles lo que era la tentación (el cántaro adornado bellamente por fuera y con fruta y dulces por dentro); la fuerza de voluntad (el palo) el penitente para obtener las alegrías de la piñata sin caer en el pecado se le vendaban los ojos, se le giraba en treinta y tres vueltas en recuerdo de los treinta y tres años que vivió Cristo, y entonces se le dejaba romper el cántaro y obtener los regalos los cuales no llegaban sin sacrificio.
Otra versión nos dice que los frailes españoles instruían a los indígenas de México en el catecismo, usando piñatas con esta explicación:
"La piñata simboliza a las tres virtudes teologales:
La FE, porque vamos con los ojos vendados, sin otra guía que las voces arriba, abajo, atrás, que tratan de hacernos el mal.
La ESPERANZA, porque todos miramos al cielo anhelando y esperando el premio.
La CARIDAD, porque si rompemos la piñata destrozando los vistosos oropeles del pecado, alcanzamos los regalos deseados para compartirlos con los demás.
De aquellas piñatas tradicionales de Jalisco como las estrellas de siete picos, los rábanos y zanahorias, cebollas, etc., sólo van quedando en el recuerdo ya que la influencia masiva de los medios de comunicación que crean héroes y superhéroes como el chapulín colorado, super-ratón para no decir mas nombres que han contaminado las mentes de los niños y de los papás de los niños, que se sienten muy ah-doc destruyendo la tradición y entrando en el girar de la moda.
No quiero oro
ni quiero plata,
yo lo que quiero,
es romper la piñata.


8 comments:

Zethli said...

me encantan las posadas... siempre pasa algo gracioso en el momento menos indicado,como que la virgen sea la mas pu#@ de la colonia y jose sea gay en fin esta temporada es de las mas chidas...sobre todo en mexico snifff sniff

Zethli said...

me encantan las posadas... siempre pasa algo gracioso en el momento menos indicado,como que la virgen sea la mas pu#@ de la colonia y jose sea gay en fin esta temporada es de las mas chidas...sobre todo en mexico snifff sniff

Zethli said...

upps sorry se publico 2 veces

cxyboi said...

entren tonto peregrinos pereindios!! reciban un mamadon!!! odio las navidades!

eLmULiX said...

Si la navidad sin lugar a dudas simboliza la unidad, y sin lugar a dudas representa una epoca de muchos gastos y derrama economica...

Zegim said...

Pero más tradicional aún es el célebre maraton Guadalupe-Reyes.
¡Salud a los participantes!

Bitchie4ever said...

Hola!!

jaja que buen Blog eeh desde la imagen de fondo me agrado, y luego el tema tan Mexicantrend la verdad muy acertado a la onda que se descadena a próximos días men.
Te dejo un saludos, ya no estaremos leyendo bueno claro también sería un gusto leer tu comments en mi blog, así que cuando gustes caerle.


á bientôt!

LuisCreek said...

que buen copy paste hiciste aqui, jajaj